Archive for the ‘Espiritualidad’ Category

Cuando el Amor se convierte en Dolor

El enamorarse es un hecho maravilloso que todo ser humano tarde o temprano llega a experimentar. Como principales características, de este fenómeno, se pueden mencionar las mariposas en la panza acompañadas de un estado emocional de alegría y felicidad, mucha adrenalina, una fuerte atracción hacia la otra persona, idealización, encanto, seducción, pasión, belleza y un sin número de sentimientos positivos. Este estado emocional no suele durar mucho tiempo en una relación de pareja ya que poco a poco va cediéndole paso al verdadero Amor, pero que sucede cuando al transcurrir los años el Amor se convierte en Dolor?

Sigue leyendo

Cinco Pautas Para Sobrellevar Las Crisis

A los cambios profundos, repentinos, violentos y sobre todo aquellos que traen consigo consecuencias significativas se los suele llamar, comúnmente, Crisis. Por lo general estos tipos de cambios son vistos, por la gente, como adversidades, pues en algunas ocasiones pueden designar un cambio traumático en la vida de una persona. Pero aún así las Adversidades, Infortunios o Crisis muchas veces encierran bendiciones.

Sigue leyendo

La Espiritualidad, un Remedio Contra la Ansiedad y la Tristeza

El primer paso para combatir la Ansiedad es saber identificarla, esto te ayudará a aceptarla cuando se presente y a dejarla ir sin aferrarte a los, pensamientos negativos, autodestructivos y sensaciones de pánico que trae consigo. Para lograrlo es imprescindible contar con el Mejor de los Remedios, la Espiritualidad. A continuación aprenderás como utilizar esta poderosa herramienta a tu favor. 

Estudios realizados estiman que en la actualidad un 20.5% o más de la población mundial sufre de algún trastorno de ansiedad.

La Ansiedad es un estado de angustia y aflicción caracterizada por el temor a perder un bien preciado o de gran importancia para ti. Esta se encuentra íntimamente relacionada con la Ira y la Tristeza, motivo por el cual es común que en ocasiones experimentes ataques de furia para contigo misma.

Sigue leyendo

Como elevar la Espiritualidad para alcanzar la Superación Personal

¿Necesitas renovar tu energía?, ¿Te sientes desganado?, ¿Crees haber perdido la Fe o la confianza en ti mismo? Aposta a una mejor calidad de vida tomándote de la mano de la Espiritualidad, esta llenará tu existencia de inspiración y motivación impulsándote al logro de tus metas y objetivos. A continuación encontraras 7 Pasos a seguir los cuales te permitirán elevar tu espiritualidad para alcanzar tu Superación Personal. 

En un artículo publicado semanas atrás se hablo de uno de los pilares fundamentales para lograr obtener una mejor calidad de vida y alcanzar la Superación Personal, se dijo que este aspecto en particular cumplía un papel importante en la vida de toda persona que se dispone a conseguir un cambio considerable, este pilar era la Autoestima.

Pues bien, hoy voy a dedicar este espacio para hablar de otro pilar o aspecto esencial que se debe tener presente a la hora de encaminarse en la búsqueda de la Superación Personal, se trata de la Espiritualidad.

La espiritualidad es el grado de adaptación de una persona sobre el conjunto de creencias, pensamientos, conceptos, ideas, ritos y actitudes; se entiende también como el cambio de conciencia que lleva a la persona a lograr una autodisciplina y autocorrección de si mismo.

Ser espiritual no significa, necesariamente, tener que formar parte de una organización que brinde beneficios, la espiritualidad es algo que vive dentro de cada uno de nosotros y al descubrirla junto a ella descubrimos los beneficios que esta trae consigo.

El verdadero propósito de la espiritualidad es hacernos más efectivos, ayudándonos a mejorar nuestros actos y los aspectos de nuestra vida. Es decir que la verdadera espiritualidad tiene que ver con el reconocimiento de valores que se necesitan para vivir. Osho expresa, en uno de sus libros, que la espiritualidad es el arte de vivir la vida con intensidad.

El hombre es un ser que por naturaleza necesita inspiración y motivación para tomar acción, lo cual es brindado por la espiritualidad.

La Espiritualidad no solo requiere dedicación de dos o tres días a la semana; para elevar la espiritualidad que nos permitirá alcanzar la Superación Personal hace falta la práctica de la misma los siete días de la semana y los 365 días del año. Para ello te invito a seguir los 7 Pasos que se detallan a continuación los cuales te servirán como guía para incrementar tu espiritualidad.

Paso 1: Medita y/o Reflexiona: La meditación es un procedimiento mental, simple y natural que se practica de 20 a 30 minutos por la mañana y/o por la noche. Para ello escoge un lugar en donde te sientas cómodo y no presentes interrupción, siéntate cómodamente y con los ojos cerrados concéntrate ya sea en tu propia respiración o en la música suave (solo debe ser instrumental para que no te distraiga), luego comienza a relajar todas las áreas de tu cuerpo, desde pies a cabeza, mientras inhalas y exhalas el aire que pasa por tus vías respiratorias, puede ser que durante este proceso te llegues a dispersar con pensamientos, si al principio te cuesta deja que estos pensamientos fluyan no te detengas ni tampoco te aferres a ninguno de ellos, solo son imágenes que no tienen ninguna importancia en este momento. Una ves que logres relajarte por completo experimentaras un bienestar y una sensación de plenitud nunca antes percibida, pues el fin último de la meditación es llevarte al encuentro contigo mismo.

Paso 2: Lee Textos Motivadores: Esto hace referencia a lectura de libros, cursos, artículos, etc., es decir toda aquella lectura rica en contenidos sobre diversos temas de tu interés; por ejemplo, piensa en alguna habilidad que quieras desarrollar y luego busca información al respecto, esto además de colaborar con tu crecimiento espiritual te ayudará en tu desarrollo personal.

Paso 3: Escucha a Tu Voz Interior: Trata de prestar más atención a tu voz Interior, ella siempre te habla; por lo general no solemos prestarle la suficiente atención pero esa vocecita interna muchas veces nos esta guiando a través de lo que llamamos intuición. Asegúrate de tomar acciones en relación a tus inspiraciones en cuanto te sea posible. Cuando no sigues las inspiraciones e intuiciones de tu voz interior podrías empezar a auto-reprocharte por el hecho de no actuar.

Paso 4: Practica una Rutina Renovadora de Energía: La idea de estas actividades, justamente, es que te relajes y puedas cortar con la tensión y el estrés diario. Existen diferentes alternativas de las cuales puedes optar como ser: practicar algún deporte, ir al spa, a una sección de masajes, escuchar buena música, hacer yoga, aromaterapia, etc. Esto te permitirá, además de relajarte, incrementar tu belleza y el bienestar de tu salud.

Paso 5: Escoge Tu Fuente de Energía Espiritual: Se trata de que elijas una imagen que simbolice tu espiritualidad, puede ser una representación de tu Dios, Ángeles, Santos, Amuletos, Talismanes, etc. Es decir aquello que te inspire Fe, Confianza y Devoción.

Paso 6: Elimina Los Hábitos Negativos: Deja atrás malos hábitos como por ejemplo: descansar poco, mala alimentación, mala administración del tiempo, prejuzgar a ti y a tus semejantes, la autocompasión, ansiedad, miedos, etc.

Paso 7: Ayuda a Quien lo Necesita: Muchas veces esperamos que nos den algo sin haber dado algo primero. Todo el tiempo estamos a la expectativa y sentimos que no recibimos nada de nadie. ¿Pero te has puesto a pensar por qué eso sucede? Tal vez tú no has estado dando todo lo que podrías brindar de ti mismo; hay una vieja frase que dice “intentar recibir sin dar algo primero es tan estéril como querer cosechar sin haber sembrado”.

Si tú no estas recibiendo todo lo que pretendes es factible que no lo hagas porque tú tampoco estás dando. Por eso esfuérzate al máximo, reconforta a aquellas personas que te rodean, da siempre todo lo mejor de ti y verás como los frutos llegan por sí solos. Es una cuestión que se retroalimentará, mientras más des, más recibirás. Y mantendrás a todos aquellos que te acompañan muy bien, como ellos te lo harán sentir a ti. Empezar a dar y saber valorar lo que uno recibe, puede ser uno de los puntos clave para alcanzar tu Superación Personal

Ve ahora mismo y ponte manos a la obra, como dice el dicho, no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy; comienza ahora mismo a elevar tu espíritu el cual te permitirá gozar de una mejor calidad de vida; ya tienes el detalle de los pasos a seguir solo te resta ponerte en acción, no lo dudes ni un segundo más ve y hazlo, descubrirás que si existe una mejor manera de vivir y de sentirse en armonía con uno mismo. ¡Inténtalo no te arrepentirás!

Ana G. Moya

Salud Espiritual para lograr el Desarrollo Personal

¿Quieres superarte día a día?, ¿Alcanzar tus sueños y anhelos?, ¿Acaso eres victima de tus miedos?, ¿Sufres ataques de ansiedad? Si es así continua leyendo y descubrirás la manera más sencilla de poder alcanzar tu Desarrollo Personal.

El cuerpo, la mente y el espíritu se hallan conectados entre si porque forman parte de un solo ser, el hombre. Si por algún motivo la salud de uno de estos elementos se ve afectada irremediablemente, la salud, de los demás componentes también será dañada, es por ello que te recomiendo mejorar tu salud espiritual ya que ésta, si bien es cierto, no puede curar una enfermedad, pero si te ayudará a sentirte más pleno, a prevenir algunos problemas de salud como ser la angustia o ansiedad, a combatir tus miedos y también te ayudará a afrontar momentos difíciles de sobrellevar. Mediante la espiritualidad podrás encontrar un significado de esperanza, alivio y paz interior en tu vida, lo que te permitirá alcanzar tu desarrollo personal.

Muchas personas encuentran espiritualidad a través de la religión pero otras lo hacen por medio de la música, el arte o de una conexión con la naturaleza. También están quienes la encuentran en sus valores, principios y hábitos.

En conclusión, si gozas de una buena salud espiritual lograras conseguir un equilibrio entre tu cuerpo y mente lo que te permitirá de manera sencilla alcanzar un buen desarrollo personal.

Para incrementar tu salud espiritual te propongo seguir el Plan de los 5 pasos:

  1. Identifica las cosas que en tu vida te dan un sentido de paz interior, alivio, fuerza, amor y conexión contigo mismo. Estas pueden ser: rezar, meditar, cantar canciones que te agraden, leer un artículo que te motive o libros que te inspiren, realizar caminatas en la naturaleza, escuchar audios motivacionales, tener tiempo a solas para pensar, hacer yoga, practicar algún deporte, etc.
  2. Luego de identificado aquello que te hace sentir en armonía y te llena de energía positiva escoge una hora de tu día para llevarla a la practica, recuerda que será una hora dedicada pura y exclusivamente a ti por lo que debes evitar interrupciones. Debes hacerlo siempre en el mismo horario.
  3. Cada mañana al despertar escribe una frase positiva, (también puedes elegir una frase para toda la semana), esta puede ser una meta o un objetivo que quieras lograr o simplemente un pensamiento que te brinde paz y plenitud. Tienes que leer tu frase “en voz alta” por lo menos 20 veces, antes de iniciar tu rutina diaria. Esto te ayudará a mejorar tu salud espiritual y a comenzar tu día con un enfoque mental positivo, pues tu mente se programará de manera automática para recibir durante el resto del día todo aquello que tenga relación con tu objetivo o meta, además te convertirás en un receptor de todo lo positivo a tu alrededor.
  4. Elije un espacio pequeño y cómodo de tu casa para construir tu espacio espiritual o renovador de energía. Coloca una pequeña mesa, repisa, esquinero, lo que más te guste; sobre él ubicaras los objetos que signifiquen para ti inspiración, como ser: una imagen de tu santo protector, figuras de ángeles, fotos de alguien a quien admires, talismanes, flores, plantas, fuente de agua, etc.
  5. Elimina pensamientos tóxicos o negativos para tu mente ya que estos obstaculizan tu desarrollo personal . Para ello evita dejarte llevar por tus miedos. El miedo es un mecanismo de defensa que nos protege de ciertas cosas para cuidar nuestra vida, pero a la ves este mecanismo nos puede mantener aprisionados o paralizados y cuando estamos en estas condiciones nos encontramos limitados y bloqueados, lo cual no nos permite superar nuestra situación; es por ello que debes aprender a dominar tus miedos, recuerda que si sientes temor por algo es la evidencia de que todavía no ha pasado, por lo tanto no te preocupes por lo que crees que valla a suceder.

Por otro lado, evita relacionarte con personas negativas o pesimistas porque esto destruye tus creencias; tampoco hables mal de las personas que te rodean porque estarás creando emociones negativas para ti, con lo cual te estarás haciendo daño a ti mismo; y por último evita las preocupaciones, pues estas disminuyen tu potencial y te alejan de tu meta principal, lograr una buena salud espiritual.

Expresa tu comentario con respecto a este artículo y cuéntame: ¿Como te fue?, ¿Qué lograste?, ¿La técnica te ayudó?, ¿Qué sugieres incorporar al Plan de los 5 pasos?, ¿Qué es lo que te impide alcanzar el Desarrollo Personal?, ¿Qué te frustra o preocupa?, ¿Cuál es tu obstáculo o barrera para lograr llevar una mejor calidad de vida?

 

Ana G. Moya

Mineros Chilenos, Ejemplo de Espiritualidad y Superación Personal

Existen tres maneras distintas de vivir la vida: como “Esclavitud”; como “Resignación”; como “Desafío,  Aventura o Pasión”. Piensa que el mundo es un infierno y lo será. Piensa que este mundo es parte del paraíso y lo será. Vivir con ilusión, tener fuerza de voluntad, confianza y esperanza, convertir el trabajo en una fiesta, sentirse parte de las buenas obras solo ¡Depende de ti!

Seguramente estas al tanto de lo ocurrido con los Mineros Chilenos, ya que todos los medios de comunicación alrededor del mundo no hacen otra cosa más que hablar sobre ello; pues bien mi intención en este artículo no es comentarte todo lo que ya sabes acerca de lo sucedido, sino es que quiero hacer hincapié en los valores que afloraron en el “ser interior” de cada uno de aquellos hombres, junto a la tremenda experiencia que les toco vivir.

Por lo general cuando te encuentras en frente de una adversidad ¿que es lo primero que se te cruza por la mente?, lo más probable es que te invadan interrogantes como: ¿Por qué a mi?, ¿Qué hice para merecer esto o aquello?, ¿Por qué todo me sale mal?, ¿Cómo puede ser la vida tan injusta? Y un sin fin de pensamientos negativos, verdad?

Ahora bien, que crees tú que habría pasado si más del 70% de los mineros atrapados en la mina de San José se hubieran dejado abatir o dominar por este tipo de pensamientos? Tú crees que los resultados obtenidos serían los mismos que hoy el mundo celebra?

En el paso por este mundo son innumerables los desafíos que la vida trae consigo para cada uno de nosotros y es lógico que estas adversidades como tal, no sean bien recibidas, pues en ocasiones suelen ser difíciles de sobrellevar, pero aún así debes tener presente que no por ello son imposibles de superar.

Las adversidades son necesarias para la vida, ya que colaboran con el desarrollo personal del ser humano. No se aprende de los buenos momentos, estos existen para ser disfrutados, en cambio las adversidades si enseñan y además trasmiten valores.

Nunca pienses que la vida es injusta porque así como existen los problemas, adversidades, inconvenientes o como prefieras llamarle, también existen las herramientas suficientes con las cuales hacerles frente o combatirlos. Entre estas herramientas se encuentran dos de las más importantes que son: la Espiritualidad y la Superación Personal.

La Espiritualidad trae consigo: fe, esperanza, unión, calma, perseverancia, motivación, elimina miedos, acrecienta el amor. Mientras que la Superación Personal colabora en: la toma de decisiones, brinda confianza, disciplina, coraje, visión, persistencia, poder de acción, asertividad, impulsa al logro de metas u objetivos, estimula para alcanzar el éxito.

Es por ello que me atrevo a considerar a los Mineros Chilenos como un verdadero ejemplo de Espiritualidad y Superación Personal porque sin estos condimentos tan importantes incorporados a tiempo muy difícilmente habrían podido conseguir superar tamaña adversidad que la vida decidió poner ante ellos. Si has tenido la oportunidad de escuchar las palabras expresadas por Mario Sepúlveda, el segundo minero rescatado, te darás cuenta que estas dos herramientas, de las cuales te ice mención, estuvieron presente en todo momento entre ellos; Mario Sepúlveda dijo: “Allá abajo me enfrente con Dios y con el Diablo pero decidí tomarme de la mejor mano”.

Estos 33 hombres tomaron la decisión de vivir esta adversidad como un Desafío, Aventura o Pasión, alejándose de la Esclavitud, Resignación, Victimización, Angustia, Dolor.

¿Coméntame ahora Tú de que manera eliges vivir la vida?, ¿Qué es lo que te impide alcanzar la Superación Personal?, ¿Qué te frustra?, ¿Cuál es tu obstáculo o barrera para lograr llevar una mejor calidad de vida?

Ana G. Moya


Espiritualidad y Superacion Personal

La espiritualidad se confunde a menudo con la religiosidad, si bien una contiene a la otra, la religión y la espiritualidad no son la misma cosa. La espiritualidad es inclusiva, totalmente abarcativa, es decir, que no excluye, sino que por el contrario contiene.

Para tener un panorama más claro sobre religión y espiritualidad se puede usar como ejemplo un vivero: las religiones serían las plantas (variadas y diversas), mientras que el jardín, en su conjunto, vendría a ser la espiritualidad, es decir que una persona también puede tener ese componente fuera de la religión, sería como una relación directa con su espíritu.

La espiritualidad considera que Dios está dentro de cada uno de nosotros y que es ahí donde se lo debe buscar. Por ello la espiritualidad es algo común a todos los seres y a todas las almas.

Volvernos seres espirituales significa aprender a navegar por nuestro mar interno en busca de lograr un cambio de conciencia, una autodisciplina o auto-corrección personal. Esto nos lleva a reflexionar sobre nuestras acciones, hábitos, costumbres y valores; a dar gracias por lo que tenemos y somos; nos permite analizar las cosas que nos pasan desde un punto de vista mas divino invitándonos a sorprendernos por la belleza de la naturaleza y la vida en si misma; además nos abre un espacio en el cual aprendemos a disfrutar de nuestra individualidad.

Todos solemos pasar por momentos difíciles y felices en nuestras vidas, si éstos episodios son acompañados de la mano de la espiritualidad las vivencias se tornaran mucho más fructíferas para cada uno de nosotros logrando encontrar, así, un mayor equilibrio y perspectiva para el transcurrir de la vida cotidiana, convirtiéndola en mas armónica y placentera.

La mayoría de nosotros caratulamos al enojo, la soledad, la tristeza o las adversidades como “malos”, que no sirven de nada, más que para traernos desdichas y angustias a nuestras vidas; pero desde la espiritualidad llegamos a descubrir que todos esos momentos “malos” nos son útiles para aprender a valorar los momentos que son verdaderamente “buenos”. Sin tristeza no sabríamos valorar la felicidad; así como sin trabajo no podríamos valorar los descansos.

La espiritualidad nos enseña a pensar de manera más positiva, a controlar las críticas, a evitar la elaboración de juicios injustos, a creer en un Poder Supremo que todo lo puede y que es quien nos envía energía positiva cada vez que la necesitamos. No importa la forma en la que nos relacionamos con éste Ser Supremo, lo fundamental es que tengamos Fe, Esperanza y Amor, lo cual nos fortalecerá y ayudará a medida que nos comuniquemos positivamente a través de las oraciones, rezos o meditación.

Para muchos de nosotros la espiritualidad queda relegada entre las últimas actividades del día, mes o año lo que no debería ser así, tendríamos que brindarnos el tiempo suficiente no solo para hablar con Dios sino también con nosotros mismos, para poder poner nuestros pensamientos en orden y atraer hacia nosotros todo lo que deseamos y merecemos. De esta manera mediante la oración o meditación podemos introducir en nuestro cerebro diversos “mensajes positivos” que guardan íntima relación con lo que queremos que se de en nuestras vidas, además de poder cambiar los “malos” hábitos por “buenos”. Éste auto-programarnos para ser mejores personas es el principal objetivo perseguido por la espiritualidad, es decir, ser mejores personas de acuerdo a lo que para cada uno de nosotros signifique ser “mejor”.

Ana G. Moya